Como acertadamente expone el catedrático D. Javier Tourón, “la digitalización de la enseñanza ya no es una opción”, es una necesidad que, sin querer parecer alarmistas, podríamos también calificar de inaplazable e inmediata.

La incorporación a ieducando de Carlos Represa como Digital Identity Manager, es la respuesta lógica a la creciente demanda que los centros escolares efectúan, en sus procesos de inmersión digital, de servicios de formación y consultoría que les permitan definir claramente las habilidades que deben adquirir sus alumnos en su crecimiento como ciudadanos digitales.

En ieducando somos conscientes de la responsabilidad que conlleva acompañar en los procesos de digitalización a los centros educativos, por lo que se ha decidido crear la figura del Digital Identity Manager como profesional cualificado que desarrolle y coordine las tareas necesarias en las áreas de:

  • Seguridad – Security.
  • Uso responsable – Safety.
  • Protección de Datos y cumplimiento legal.
  • Competencia Digital.
  • Identidad e Inteligencia Digital de alumnos y profesores.
  • Prevención del acoso, el ciberacoso y la violencia digital.

Àreas estratégicas necesarias para la creación de Centros Educativos Digitalmente Competentes conforme al proyecto Horizonte 2020 de la Comisión Europea.

No es una tarea sencilla y exige compromiso, responsabilidad y colaboración estructurada en todos los centros que inicien o consoliden procesos de transformación educativa.

  • Compromiso tanto de los profesionales de ieducando como de los equipos directivos y claustros de profesores que garanticen la solidez del proyecto incluyéndose en su misión, visión y valores.
  • Responsabilidad Social garantizando que el compromiso adquirido será puesto en práctica de forma transversal, curricular y metodológica. No basta con la mera declaración de intenciones.
  • Colaboración estrecha y permanente en los proyectos de cambio complejo donde la tecnología jugará un papel determinante a la hora de optimizar y potenciar las habilidades y destrezas tanto de alumnos como profesores.

De acuerdo con el Foro Económico Mundial, la educación digital debe centrar esfuerzos en impulsar la ciudadanía digital, entendida como la capacidad de usar la tecnología de forma responsable y segura, para lo cual describe 8 habilidades digitales:

1. Identidad de ciudadano digital

Que se define como la capacidad de nuestros hijos para crear y administrar una identidad digital saludable tanto en el terreno online, como en los espacios de la vida cotidiana.

2. Autocontrol y tiempo de exposición al mundo digital

Sin duda uno de los grandes desafíos para padres y educadores es fomentar una educación digital en la que pueda controlarse el tiempo de exposición a los medios y dispositivos digitales para evitar problemas de adicción a las nuevas tecnologías.

3. Administración del ciberacoso

El uso responsable de las nuevas tecnologías y una buena educación digital debe fomentar un uso respetuoso de la comunicación en redes sociales que impida que se produzcan situaciones de ciberacoso o ciberbullying.

4. Fomento de la seguridad informática

La educación digital exige un conocimiento de los riesgos y amenazas que van unidos al uso de equipos y dispositivos informáticos. Tanto desde el punto de vista de la identidad digital, como en el terreno de la prevención de ciberamenazas o ciberataques.

5. Cuidado de la identidad digital

En un mundo cada vez más digital, el cuidado de la propia imagen y de la privacidad en redes sociales y dispositivos móviles es uno de los principales valores que nuestros hijos deben adquirir como base de una educación digital de garantías.

6. Pensamiento crítico

Una buena educación digital debe apoyarse en el desarrollo de un pensamiento crítico en nuestros hijos que les ayude a discriminar qué información es verdadera y cuál es falsa. El uso responsable de las nuevas tecnologías implica evitar la difusión de bulos o noticias falsas que inducen a error o tienen consecuencias negativas en la sociedad digital.

7. Huella digital y reputación online

Todo lo que pasa en Internet tiene consecuencias y permanece. Esta enseñanza debe ser comprendida por nuestros hijos para fomentar un uso responsable de las nuevas tecnologías y de su comportamiento en redes sociales. La huella digital marcará el destino no solo desde el punto de vista de la reputación online, sino a la hora de acceder a un puesto de trabajo o una oportunidad profesional.

8. Empatía digital

Directamente relacionada con esta huella digital está el concepto de empatía digital o la capacidad de ponernos en el lugar del otro, de saber cómo pueden afectar en la vida real y en los sentimientos de otras personas comentarios o acciones en redes sociales.

En definitiva ese es nuestro objetivo, conseguir que los alumnos usen la tecnología de forma responsable y segura; una labor que nos convierte en la única consultora educativa en España que cuenta con los servicios de seguridad, uso responsable de la red y mejora de la convivencia para la prevención del acoso entre iguales y que confiamos va a ser de gran utilidad para los centros educativos.