por David López Aguilar, Formador en ieducando

En una entrada anterior de este blog se analizó una novedosa propuesta de evaluación formativa asentada en el feedforward, valorando en qué consistía, cómo se podía aplicar en los espacios formativos y qué ventajas ofrecía al proceso de aprendizaje del alumnado. Si bien en la publicación predecesora se ofrecían algunas orientaciones básicas sobre cómo se podía emplear esta estrategia evaluativa en los entornos académicos, en este artículo, lo que se pretende es dar respuesta a la siguiente pregunta: ¿se puede emplear un sistema de evaluación formativa basado en el uso del feedforward a través de herramientas tecnológicas? La respuesta, evidentemente, es en sentido afirmativo. Para ello solo hay que pensar en plataformas digitales que, entre otras utilidades, tengan la posibilidad de trabajar colaborativamente y, además, dispongan de opciones para incluir comentarios. Precisamente, estos dos ingredientes esenciales del feedforward se pueden encontrar en las aplicaciones que incluye el paquete ofimático de Microsoft (Office 365) y en las herramientas que propone Google (G Suite for Education), entre otras.

Con la intención de ejemplificar el proceso de aplicación del feedforward a través de software informático, a continuación se presenta una experiencia que se ha venido desarrollando en un entorno formativo universitario en la elaboración de trabajos académicos de distinta naturaleza por parte del alumnado (trabajos fin de grado, trabajos fin de máster, proyectos colaborativos, resolución de prácticas, casos grupales, etc.). Como herramienta vehicular de este ejemplo, se propone la aplicación Google Documentos, un procesador de texto colaborativo de carácter gratuito que permite compartir los ficheros con otros usuarios con la finalidad de trabajar conjuntamente.

Partiendo de los beneficios que aporta este procesador de texto y de acuerdo a la información recogida en la figura 1 que se expone más adelante, se presenta el procedimiento de trabajo que se podría emplear para el uso del feedforward mediante instrumentos digitales:

1.- El docente solicita a un grupo de alumnado universitario que está cursando estudios de Grado en Maestro de Educación Primaria la elaboración de una programación didáctica para poner en práctica los aspectos teóricos y prácticos que se han venido trabajando hasta ahora. En concreto, se les solicita que cumplimenten apartados asociados al diseño de la didaxis como título de la actividad, justificación, temporalización de la actividad, destinatarios, elementos curriculares, metodología, actividades, etc.

2.- Como punto de partida (1), el profesor crea un fichero de Google Documentos a través de la plataforma Google Drive con el enunciado de la tarea que deben realizar los estudiantes. Este archivo es compartido con los alumnos que deben completar la actividad a través de su correo electrónico.

3.- De manera paralela, en el aula, el docente explica a los estudiantes que la actividad hay que elaborarla a través de este medio (Google Documentos), de tal manera que el docente pueda ir ofreciendo pautas, orientaciones y recomendaciones a medida que vayan resolviendo la actividad. A partir de este momento, el alumnado comienza a elaborar la tarea (2) de manera grupal o individual.

4.- Al menos una vez a la semana, el profesor accede al archivo compartido con el alumnado en el Google Drive con la intención de analizar los avances realizados y hacer los comentarios oportunos. Lo que se pretende es que, a medida que el estudiante vaya avanzando en la elaboración de la actividad, el profesor realice un seguimiento continuado. De hecho, y como se puede observar en la imagen que acompaña a este artículo, el docente ha ofrecido recomendaciones y orientaciones para reconducir algunos aspectos que el alumnado no estaba elaborando según las directrices marcadas (3). De este modo, el estudiante, en el transcurso de construcción de la actividad, puede incorporar las modificaciones pertinentes que le permitan superar con éxito la tarea y lograr los aprendizajes esperados.

5.- Además, y aprovechando este mecanismo, no solo es el docente el que comparte sus valoraciones, sino que también los estudiantes pueden emplear este recurso para manifestar sus inquietudes, consultas, etc., referidas a la elaboración de la tarea propuesta. De esta manera, y como se aprecia en la figura (4), el alumnado, sin necesidad de establecer una sesión presencial con el profesorado, puede seguir avanzando en la elaboración de sus tareas a partir de la resolución de las dudas por parte del docente.

Figura 1. Procedimiento de feedforward a través de la herramienta Google Docs.

Con el ánimo de mostrar las bondades de este modelo de trabajo basado en el feedforward, en diferentes asignaturas del ámbito de la enseñanza universitaria, se han venido recogiendo las apreciaciones y valoraciones que el estudiante hace en relación a este modelo de trabajo. Para ello, se han analizado diferentes variables como la satisfacción con la propuesta, la utilidad que tiene para el aprendizaje, la implicación que tiene el alumnado y el profesorado en el proceso, etc. A modo de síntesis, a continuación se recogen algunos comentarios ofrecidos por el alumnado:

  • “Nos da ciertas pautas para seguir mejorando académicamente y personalmente.”
  • “Permite tener claro lo que debíamos mejorar y entender cuáles eran nuestras fortalezas, así como nuestras debilidades para superarlas y seguir aprendiendo.”
  • “Gracias al seguimiento continuado del profesor y las debidas correcciones, pudimos mejorar nuestras actividades y aprender mucho más.”
  • “Se tienen en cuenta todos los aspectos y deja claro los errores para corregirlos; no espera al final de la actividad para decirnos qué podríamos haber mejorado.”
  • “Me encantó la implicación que tuvo el profesor para con sus estudiantes, siempre estuvo pendiente de cómo mejorar nuestras actividades, incorporando de manera clara explicaciones y sugerencias de nuestras tareas.”

De estos relatos cualitativos se puede apreciar la potencialidad que puede llegar a tener un modelo de evaluación formativa que emplea el feedforward como eje central del aprendizaje. Sin duda alguna, esperamos que este artículo que aquí compartimos sirva como invitación para poner en práctica este novedoso mecanismo evaluativo.

 

David López Aguilar, es Formador en ieducando, Profesor de la Universidad de La Laguna, de la Universidad Internacional de la Rioja y Profesor Tutor de la Universidad Nacional de Educación a Distancia.