Se comenta que, en la situación actual, disponemos de más tiempo en nuestro día a día para llevar a cabo tareas que antes habíamos dejado a un lado (como hacer ejercicio o aprender una nueva actividad). Sin embargo, en otros casos, el hecho de combinar el teletrabajo o teleaprendizaje con otras situaciones del hogar puede ser muy estresante. Por ello, Google Lens acude al rescate con funcionalidades que ayudan a los usuarios a ser más productivos mientras trabajan y aprenden desde casa, ahorrándoles así tiempo. 

Para aquellos que aun no la conozcan, Google Lens es una aplicación de reconocimiento de imagen que utiliza Inteligencia Artificial y Machine Learning. Dicho de otro modo: identifica el mundo que nos rodea y, recientemente, ha recibido actualizaciones que hará las delicias de profesores y alumnos. 

1.- Copia tus notas escritas a mano en papel desde tu móvil al ordenador

Con esta función no tendrás que duplicar el trabajo de pasarlas al formato digital escribiéndolas de nuevo. Haz una foto con la cámara de tu smartphone a un documento, libro o cualquier manuscrito y podrás enviarlo directamente al ordenador. El requisito es que en este último se encuentre activa la misma cuenta de Google que la del teléfono en un navegador actualizado con la última versión de Chrome. Eso sí, recuerda que la caligrafía debe ser legible para que funcione de manera óptima. 

Para las aulas, o el trabajo diario del alumnado, esto puede significar mayor agilidad en el ejercicio de tomar apuntes y/o hacer redacciones. Además, podemos combinar prácticas más bien “tradicionales” como utilizar el papel y el lápiz con tener nuestro trabajo digitalizado. El escribir en papel es más espontáneo e inmediato y apoya a la consolidación de los contenidos y los conceptos curriculares, y con esta nueva tecnología permite un fácil traspaso a la nube.

2.- Aprende nuevas palabras y cómo pronunciarlas

Esta nueva característica puede resultar realmente útil en asignaturas donde se aprende un nuevo idioma ya que está disponible en más de 100 lenguas distintas. ¿Cómo funciona? Si ves una palabra que no entiendes, puedes hacerle una foto con tu smartphone y pulsar “Traducir” para conocer su significado. Además, podrás saber cómo se pronuncia al tocar el botón “Escuchar”. 

Las implicaciones de esta tecnología para el proceso de aprendizaje son varias y contundentes. Más allá de valorar los beneficios en el aprendizaje de los idiomas, podemos ver cómo potencia la labor de búsqueda de información si los alumnos están desarrollando un ABP. Podrán adquirir información de fuentes en idiomas extranjeros, enriqueciendo mucho la información obtenida acerca de un tema además de ampliar las perspectivas de estos temas. 

En cuanto al aprendizaje de un idioma nuevo, permite al alumno tener posibilidades de revisar su trabajo y contrastar, por ejemplo, las producciones propias con las traducciones de Google. Además, puede ser un gran apoyo en la pronunciación, pudiendo aprovechar la función de “escuchar”. 

3.- Busca y aprende nuevos conceptos

Si tú o tus alumnos estáis estudiando o, simplemente, leyendo un documento, y os topáis con algo que no entendéis, puedes hacerle una foto, seleccionar el concepto y consultar las referencias disponibles en Internet. Google Lens aclarará la duda sin necesidad de acceder a aplicaciones externas.

De nuevo encontramos un gran apoyo para la tarea de recoger y buscar información. En una sociedad en la que abunda la información y, con ello, las fake news o noticias falsas, cobra mucha importancia la capacidad de los alumnos de contrastar noticias y fuentes de información. Con la ayuda de Google Lens, podemos analizar la información en más profundidad además de consultar diferentes referencias. 

Lens está disponible en la aplicación Google en iOS y en la aplicación Google Lens  en Android y, como indica Google desde sus canales oficiales, estas nuevas características se encuentran disponibles desde el 7 de mayo, salvo la función “Escuchar”, que está operativa en Android y llegará a iOs próximamente.

Recuerda, que estas funcionalidades se suman a otras que ya poseía Google Lens y que pueden ser realmente útiles en el aula, como el lector de códigos QR  o la traducción de textos al vuelo. Los códigos QR son herramientas que diversifican y facilitan la compartición de información con el alumnado. Se utilizan mucho, por ejemplo, en gymkhanas o los conocidos “Breakout” o “Escape Rooms” donde los alumnos deben resolver puzzles y acertijos para completar el reto. Con los códigos QR, podemos “esconder” la información y las pistas de los juego añadiendo emoción y algo de suspense al proceso. 

No dudes en aprovechar todo el potencial que Google Lens pone a disposición del aprendizaje de los alumnos y, también, de tu labor diaria. 

El equipo de ieducando,

 

SUSCRÍBETE AHORA A NUESTRA NEWSLETTER