En septiembre del pasado año, Google comunicaba la implementación de un nuevo sistema de administración de Android, “API de administración de Android”. Este cambio suponía que la Política de dispositivos de Google Apps existente hasta el momento sufriría un reemplazo por la nueva Política de dispositivos Android, quedando las aplicaciones administradas a través de este nuevo sistema.

Sí es cierto que, a grandes rasgos, este nuevo sistema tiene características muy similares al anterior, pero es necesario destacar algunas diferencias en la administración y el uso que afectarán a los administradores en la configuración y gestión de dispositivos Android para el trabajo, así como a los usuarios finales.

Hace unos días Google lanzaba un nuevo aviso dando a conocer que todos aquellos usuarios de cualquier organización con dispositivos administrados por la Política de dispositivos de Google Apps deben actualizar antes del 26 de octubre de 2021 a la nueva versión para asegurarse de que sus dispositivos continuarán administrándose como antes.

¿Qué pasa si no actualizo a la nueva versión?

Al cambiar a la Política de dispositivos Android, todos los dispositivos inscritos por usuarios con administración avanzada continuarán sincronizándose y tendrán acceso a los datos.

En el supuesto de que antes del 26 de octubre de 2021 este cambio no se culmine, no se podrán sincronizar los dispositivos ni acceder a los datos. Es importante saber que para cambiar a la Política de dispositivos Android, los usuarios deben tener un dispositivo Android 6.0 Marshmallow o posterior que admita un perfil de trabajo. En el caso de aquellos usuarios con dispositivos que no cumplen con estos requisitos, se deberá considerar cambiar a la administración básica de dispositivos móviles, pudiendo sincronizar y retener el acceso a los datos, pero no pudiendo aplicar un bloqueo de pantalla.

¿Qué otros aspectos debo conocer?

Para poder aprovechar todas las características nuevas a nivel de seguridad y experiencia empresarial, sería recomendable actualizar un dispositivo que ejecute la última versión de Android.

En este caso, si necesitas más información sobre las diferencias entre la Política de dispositivos Android y la Política de dispositivos de Google Apps, puedes consultar las preguntas frecuentes sobre los agentes de administración de dispositivos Android.

¿Qué pasos debo seguir?

Para aquellos dispositivos configurados con administración avanzada:

1.- Determina qué dispositivos están configurados para administración avanzada.

    • Ve a la página de inicio de la Consola de administración > Dispositivos.
    • Haz clic en Dispositivos móviles.
    • Agrega un filtro para Tipo: Android y Nivel de administración: Avanzado.

2.- Luego deberás determinar cuáles de los dispositivos registrados están administrados por la aplicación Google Apps Device Policy y si son compatibles con la aplicación Android Device Policy.

3.- Deberás comunicar las siguientes instrucciones a los usuarios de estos dispositivos para migrar a la Política de dispositivos Android.

Para aquellos dispositivos configurados con administración básica:

1.- Determina qué dispositivos están configurados para la administración básica.

    • Ve a la página de inicio de la Consola de administración > Dispositivos.
    • Haz clic en Dispositivos móviles.
    • Agrega un filtro para Tipo: Android y Nivel de administración: Básico.

2.- Deberás indicar a los usuarios de los dispositivos registrados que actualicen el sistema operativo Android a la versión 6.0 Marshmallow o posterior.

Todos estos cambios que os hemos comentado se están llevando a cabo de manera gradual, pudiendo tardar varios meses en llegar a todos los dominios. En el caso de que quieras ampliar más información, te dejamos en el siguiente enlace todos los detalles del lanzamiento o bien puedes contactar con el soporte de Google Workspace si tienes más preguntas o necesitas ayuda.

El equipo de ieducando,

 

SUSCRÍBETE AHORA A NUESTRA NEWSLETTER